viernes, marzo 24, 2006

Precariedad

Los dirigentes no se molestan en tener contactos previos y, tras estos contactos con los agentes de turno, valorar la conveniencia de instaurar un polémica reforma que, a priori, seguro saben va a suscitar recelo entre un importante sector de la sociedad.
Los políticos actuan al contrario: instauran la reforma, provocan a los implicados que actuan con ira al verse despojados de derechos fundamentales, enfrentan a estos con la policía y, cuando el clima del país está crispado al máximo, entonces aceptan tener contactos con lo representantes de sindicatos y estudiantes. Es decir, hacen lo que quieren y cuando quieren. La actual situación en Francia tiene un único responsable: el gobierno del señor De Villepin.
¿Creen realmente los gobernantes, y en este caso el francés, que vamos a aceptar como un avance laboral la precariedad? ¿Por qué en España la situación laboral lamentable que vivimos fruto de la connivencia de las erroneas políticas gubernamentales y patronales no nos saca a la calle?
Aqui no hubo mayo del 68, pero hubo muchos que se dejaron la piel en la lucha por derechos fundamentales. Somos una juventud mal criada y pasiva que no nos movemos por nada que necesite de un pequeño funcionamiento de nuestras neuronas. Casos como el de NO A LA GUERRA, son la excepción que confirma la regla.
Estamos en una situación de precariedad laboral como la que intentan imponer a nuestros vecinos.A nosotros nos la han colado y seguimos tragando.
¿Nuestra solución? Macrobotellón

miércoles, marzo 22, 2006

La paz no se merece menos

Muy buena noticia. Gran noticia. Algunos la intentan miserablemente bombardear desde un principio. Se acabo el lenguaje beligerante. La palabra toma el protagonismo. Seamos todos consecuentes con la oportunidad plantada delante de nuestras narices, tomemos la distancia justa y trabajemos juntos en una sola dirección: PAZ. Políticos, la oportunidad es vuestra, es de todos.Que nada caiga fuera. Rigor, seriedad y trabajo. La PAZ no se merece menos. Se lo merece todo.

miércoles, noviembre 09, 2005

Bocazas

Es el fuego de la chatarra ardiendo, las pelotas de goma buscando su camino entre las calles, la luz del foco policial desde el cielo y las capuchas que envuelven los cerebros lo que les mueve. Eso y el hartazgo de los años, el silencio del olvido perpetuo y la triada mágica de palabras que no se lleva el viento, hace tiempo que se las ha engullido el mismísimo centro del universo. Liberté, egalité, fraternité.¡Mentira! Basta de engaños y de hipocresía burguesa. Los intereses es el único motor de la política, y en los barrios suburbiales poco o nada interesa, llegado el punto, en el que hasta estos ciudadanos/voto, para muchos no merecen ni descansar un ratito en la urna. Esta sí que es la auténtica paradoja francesa, y no la culinaria. Esos mozos libertadores del 68 francés ahora , en su mayoría, no permiten que la libertad salga de la puerta de su casa. Bien lo saben aquellos españoles emigrantes que alcanzaron la ciudadanía de metecos, por no hablar de aquellos exiliados que acabaron...(he dicho que mejor no hablar.
Hace tiempo que el amor se ahogó en el Sena. Estos chicos solo reclaman el respeto y el cariño de una clase dirigente que solo se preocupa de la gente "de bien" y, de unos conciudadanos que les dan la espalda. Estos deberían cambiar de actitud. Los primeros deberían comenzar cerrando sus bocazas.

jueves, noviembre 03, 2005

aprender

Volaré...
con los pies
en la tierra.

martes, noviembre 01, 2005

tal vez fronteras

se mueve
vacilante desprende y gime.
no es que quisiera, pero es tormento.
lucha.
conmigo.
ovillo entretejido
con no claros extremos.
los pierdo,
me pierdo.
añoranzas sin sentido
ni primario ni absoluto,
pero envuelven
la sórdida candidez de lo no amado,
lo por amar.
azul futuro de futón de terciopelo,
recostado en anhelos
de semillas podridas.
Deber cruzar,
tal vez fronteras

domingo, octubre 23, 2005

otoños

¡Qué no se tornen hacia fuera!
no es suelo ya lo que prevalece
ni ansias de sudores que agotan
y estremecen.
suave palmada en la espalda recibida
lucha fraternal con el pasado,
que devuelve, que interioriza
y glorifica.
Ya es otoño viejo amigo.
Ya es

sábado, octubre 22, 2005

De política, verborrea y violencia

Es falta de verguenza, o más bien desverguenza, de lo que sufren algunos, a veces numerosos, otras minoritarios pero siempre molestos. No porque yo los padezca y por ello haga de mis sentimientos e ideas estandarte universal, sino porque lanzan, apedrean y distribuyen soflamas totalmente inaceptables en un Estado de convivencia democrática. ¡¡Qué lejos se les quedan a algunos la transición y la aceptación por parte de la izquierda más radical de la monarquía parlamentaria!! Esa claudicación de sus ideas fué la que hizo posible el actual sistema político que disfrutamos, y el triunfo del perdón entre los bandos de esa guerra desgraciada . Si, digo disfrutamos porque pese a la enorme carestía de derechos, servicios, etc. que sufrimos en España, la calidad de vida es más que aceptable basandonos en todo tipo de indicadores socioeconómicos. Hace no muchos años no se podía afirmar lo mismo. Pero todavía hay quien pretende amparandose en la dinámica de extender el miedo del rompimiento de la España que ellos se han inventado (una y solo una por siempre jamás, amén) cargarse todo lo que nos ha llevado a este modelo de convivencia libre(ejemplar a nivel mundial segun los estudiosos). Y no es plan de defender la verdad remangándose y a mamporrazo limpio (aunque ganas dan con lo sucedido en el acto de nombramiento Doctor Honoris Causa a Santiago Carrillo en Madrid y la actuación de esos cuatro lamentables) pero es hora de no permitir a nadie manipular la historia con argumentos infundados con el único fin de atacar al contrario e imponer sus tesis de "convivencia" a toda costa. Esas radios, televisiones, grupos mediáticos, partidos políticos... para los cuales la propuesta de reforma del Estatuto de Cataluña (criticable en muchos de sus puntos, por supuesto) ha servido de chispa con que encender la llama de todo el odio y miseria humana que llevan dentro, seguirán machacandonos desde sus tribunas, pero no caen en la cuenta que con la mentira no se cruzan valles ni se vadean ríos, sino que uno se va hundiendo en pozas de difícil
salida. Por el bien de todos esperemos salgan de esta línea lamentable y acepten que para seguir un camino todos y cada uno de los caminantes han de decidirse a hacerlo. Mientras, los demás, no callaremos en defensa y en memoria de todos aquellas/os que se empeñaron en que las generaciones venideras (nosotros/as todos) vivieran en libertad.